El robot Flippy de Miso Robotics llega a 50 restaurantes de EE.UU.


Como los empleados de comida rápida en los EE.UU. continúan protestando por intentar conseguir salarios más altos, un restaurante de la cadena de California ha decidido contratar a un nuevo miembro del personal que trabajará de forma gratuita. La nueva competencia por los puestos de trabajo de bajos salarios de la empresa: un robot de hamburguesas llamado Flippy.
CaliBurger ha anunciado que va a instalar el reemplazo de alta tecnología en 50 de sus ubicaciones en todo el mundo. “Flippy”, el asistente de cocina robótica, fue creado por una empresa de California llamada Miso Robotics y se espera que se instale en 2018.
“Estamos muy entusiasmados con el impacto que las soluciones basadas en Inteligencia artificial de Miso tendrán para la industria de restaurantes”, dijo David Zito de Miso. El director general agregó que su creación probablemente empujará a los trabajadores de sus actuales empleos.

“Los seres humanos siempre jugarán un papel muy importante en el lado de la atención al cliente del negocio … Simplemente no sabemos cuáles serán los nuevos roles, pero seguro que existirán.
Irónicamente, el cocinero futurista se ha desarrollado para reemplazar a los trabajadores en uno de los estados más progresistas de Estados Unidos. Varias ciudades de California ya han aumentado el salario mínimo ya que el estado planea empujar el coste laboral de cada hora a 15 dólares para 2022.

“Este salario no es sostenible para muchas compañías … en ese aumento de $ 5, usted está hablando de un aumento de $ 12.000 por empleado … de donde viene ese dinero?”, advirtió Peter Tateishi
El fundador de CaliBurger parece estar de acuerdo con la estrategia de ahorro de costes. En una cumbre de franquicia de restaurantes en Londres, el CEO de Cali Group, John Miller, imaginó un futuro en el que su cadena operaría sin empleados de cocina.

“La cocina puede ser totalmente automatizada”, dijo Miller. “Realmente pensamos en nosotros mismos como una empresa de tecnología que pasa a vender hamburguesas de queso”, añadió.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales , la media de costes laborales por hora de los casi cinco millones de empleados de comida rápida de EE.UU. en 2016 fue de $ 9.44. Ahora que “Flippy” aterriza en las cocinas por toda América en 2018, los trabajadores pueden hacer frente a un nuevo desafío en su “lucha para conseguir cobrar los tan ansiados $ 15.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s